Otro caso de espionaje global a periodistas


Un investigación desarrollada por Amnesty International, la ONG Forbidden stories y diversos medios de relevancia a nivel global entre los que se encuentran The Washington Post, The Guardian, Le Monde y el Süddeutsche Zeitung mostró a la luz un espionaje a gran escala a líderes políticos, activistas y periodistas. La investigación se denomina Proyecto Pegasus. La intromisión se desarrolló mediante la instalación del software Pegasus en celulares de los afectados. Los responsables del espionaje son en principio miembros de gobiernos. Las víctimas se encuentran en Arabia Saudita, Azerbaiyán, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Gran Bretaña, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, México, Qatar, Ruanda, Togo y Turquía. Entre quienes figura en la lista está el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Se supone que hay cerca de 50.000 teléfonos espiados. La mayor concentración de casos es México, donde se registraron 15.000 celulares afectados y 10 periodistas espiados, entre las que se encuentra la conocida presentadora televisiva Carmen Aristegui y dueña del medio Aristegui Noticias. Su hijo Emilio, que vive en Estados Unidos, también es parte de los espiados. Es de destacar el caso mexicano, ya que renueva la presencia de personas vinculadas a los gobiernos y a los poderes que cometen delitos. En este caso, también periodistas. El surgimiento de este caso a la luz pública muestra por un lado como el periodismo de investigación sigue siendo de pilar relevante para ejercer accountability sobre el poder político y económico. por otro, que el espionaje sobre el periodismo no se restringe a países autoritarios o de bajas credenciales democráticas, sino que afecta a países considerados democráticos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.