Informe riguroso sobre el “desierto informativo” en Estados Unidos


El llamado “desierto Informativo” es una realidad preocupante en Estados Unidos. Este fenómeno consiste en el cierre de medios de comunicacion locales, lo cual genera que haya áreas del país que vean debilitado su capital social y comunitario. Esta realidad es descripta en el informe titulado “News Desert and Ghost Newspapers: Will Local News Survive?” (“Desierto de noticias y diarios fantasma: ¿sobrevivirán las noticias locales?”) realizado por Penelope Muse Abernathy, de la Hussman School of Journalism and Media de la University of North Carolina of Chapel Hill.

Desde el año 2004 hasta el 2020 cerraron en Estados Unidos cerca de 2.100 medios gráficos de noticias. Esto implica que un cuarto de los diarios – un 25% aproximadamente – cerraron en Estados Unidos. Esto supone que 200 de los 3.143 condados norteaericanos no tienen un medio gráfico local. La mitad del total de los condados tiene un solo medio gráfico, lo cual afecta la diversidad de fuentes de información.

El resultados es que hoy Estados Unidos tiene 6.736 de medios gráficos, 3 de carácter nacional, 157 de grandes ciudades y regionales, y 6.576 de alcance comunal.

La pérdida de medios gráficos desde el 2004 hasta el 2019 fue de 2.155 títulos, la mayoría de ellos de aparición periódica.

La localización geográfica de los medios gráficos que ya no existen es la que sigue a continuación (en azul los medios diarios; en naranja, los semanales).

En el siguiente mapa se destaca en rojo aquellos condados donde ya no hay medios gráficos locales; en naranja, donde queda sólamente uno.

Los condados que sufren se han quedado sin medios locales se carcaterizan por tener mayor nivel de pobreza que el promedio del país. Mientras esos condados presentan un 18% de su población que vive bajo los niveles de pobreza y su ingreso medio anual es 45.000 dólares, en Estados Unidos el 12% vive en la pobreza y el ingreso medio anual asciende a 61.937 dólares. Al mismo tiempo, estos condados se caacterizan por tener una población de mayor edad (la media es de 42 años) y de menor nivel educativo (el 19% de la población cuenta como máximo nivel educativo el secundario completo o mayor que este); el promedio de edad de Estados Unidos es de 38 años y el 33% de su población cuenta con secundario completo o más que este.

Es por tanto la pobación más vulnerable del país la que más sufre la falta de alternativas de información acerca de lo público. Esto lleva a que la intensidad de la ciudadanía en estos condados sea menor que en el resto de Estados Unidos. Estos condados, se ubican mayoritariamente en el Sur del país. La región que menos medios gráficos perdió es la Costa Este del país (Nueva Inglaterra y Atlántico que no está incluido en el Sur).

Del 2004 al 2019 se derrumbaron tanto la circulación de los medios gráficos como el empleo de periodistas en las redacciones.

La caída de estos medios locales hace que las grandes cadenas tengan hoy mucha más presencia en el mercado. La tabla siguiente muestra como grupos, ya sea que cotizan en bolsa, con presencia o controlados por fondos de inversión, y privados (su capital no es abierto) dominan el mercado de la gráfica.

El campo digital en los medios informativos no permite cubrir el vacío que deja la caída de los medios gráficos. Sólo alrededor de 500 han aparecido con éxito. Y en gran parte en regiones donde ya hay diversidad de medios, como es el caso de la Costa Este.

La presencia de medios sin fines de lucro como el Public Broadcasting Service (PBS) o la National Public Radio (NPR) tampoco permite cubrir el vacío, en gran medida por fata de recursos.

En este contexto, por otro lado, tienen cada vez más presencia los medios que representan a grupos étnicos, con prepronderancia de aquellos de las comunidades afroamericanas y de latinoamericanos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.