Informe 2020 de Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras.


Mayo es el mes que recibe los informes anuales relativos a libertades de prensa y expresión en gran parte porque el 3 de Mayo es según la UNESCO el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Uno de los informes relevantes y de alcance global es el que publica la organización Reporteros sin Fronteras. Si las ediciones anteriores no eran optimistas, este informe de 2020 tampoco sale de esa regla. Sólo el 26 % de los países, esto es uno de cada cuatro, alcanza una situación donde la libertad de prensa es buena o satisfactoria. La enorme mayoría de los países está bajo condiciones severas para la actividad de los medios y el periodismo.

Si se distingue por regiones, es en la Unión Europea y los Balcanes donde se registran las mejores condiciones para practicar el periodismo. Le siguen América, África, Asia, Europa del Este-Asia Central y finalmente la región de MedioOriente- Norte de África ocupa el peor y último lugar.

La organización considera cinco desafíos que se enfrenta el periodismo : a) la crisis geopolítica (el auge de modelos autoritarios); b) la crisis tecnológica (asociada a la desinformación/”fake news“); c) la crisis democrática (hostilidad hacia el periodismo en países con regímenes liberales); d) la crisis de confianza (pérdida de calidad del periodismo y de confianza en en medios y periodistas); y e) crisis económica (pérdida de puestos de trabajo por cierre de medios).

Como suele suceder, los países escandinavos (Noruega, Finlandia, Dinamarca y Suecia) están al tope en cuanto a condiciones de la práctica del periodismo. Dentro de los primeros diez mejores casos el único americano es Costa Rica.

En cuanto a la situación en América del Sur, el mejor caso registrado es el de Uruguay, (19 a nivel global) y el peor el de Venezuela (147). La Argentina está ubicada en el quinto lugar de la región – son doce países – y en el 64 de la tabla global. Como se ve en el cuadro, la Argentina es el país que más descendió en la zona.

Los motivos para el descenso de los puntos en el caso de la Argentina están asociados a una mayor concentración de medios, uso indiscriminado de la publicidad oficial e intimidaciones a la actividad de periodistas críticos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + eleven =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.