Estados Unidos: nuevo estudio de cómo se informan los ciudadanos de cara a las elecciones


La Knight Foundation de Estados Unidos ha encarado un proyecto denominado The 100 Million Project cuyo objetivo se focaliza en los 100 millones de norteamericanos que no votan en las elecciones presidenciales. El voto en el país no es obligatorio, por lo cual un porcentaje relevante de la población norteamericana considera que su participación electoral no es relevante para que algo cambie en el país. En el caso de la Knight Foundation, que trabaja sobre periodismo y medios de comunicación, su tarea es conocer cómo se informan estas personas que no votan.

Si se comparan las fuentes de información entre quienes votan y quienes no, no hay grandes diferencias en televisión. Si las hay en determinados medios en términos relativos. Hay mayor inclinación a informarse por redes sociales y de boca en boca por parte de quienes no votan, mientras que quienes sí lo hacen se informan medios digitales, diarios sobre papel y radio/podcast.

En Estados Unidos, como paso previo para votar hay que anotarse en el registro electoral. Esto supone que para incidir en las decisiones políticas hay un doble paso: primero el ciudadano tiene que anotarse en el registro y recién luego está en condicione de decidir si va a votar o no. Quienes se informan en primer lugar por los diarios son quienes en mayor medidas están inscriptos en el registro electoral. la relación inversa de quienes se informan por el boca a boca.

Los no votantes son más inestables en su intención de ir a votar en estas elecciones que los que suelen ir a votar de modo regular. Depende de cómo se suelen informar, están más predispuestos a ejercer su voto este noviembre.

Al preguntársele a la población si las elecciones representan la voluntad del pueblo, la diferencia más fuerte entre quienes votan y no seda entre quienes se informan por medios conservadores. Allí hay una diferencia significativa de confianza entre los que suelen votar. Estas diferencias no se dan entre quienes se informan por medios de izquierda o locales.

Finalmente, entre quienes votan y no, resulta claro que las redes sociales y el boca en boca son las vía que menos herramientas dan para recibir información suficiente para decidir el voto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.