En Estados Unidos es bueno ser escéptico ante los contenidos de los medios


La campaña presidencial en Estados Unidos ya se siente en la calle, los medios y las redes con una intensidad inusual. Con relación a los medios, el Pew Research Center publicó un informe sobre la relación entre medios, política y ciudadanos. Algunos datos son por demás interesantes. La mayoría de los norteamericanos (63%) considera que ser escéptico ante la acción de los medios es algo valorable.

Esta actitud es escéptica es valorada tanto por simpatizantes del partido Republicano (70%) como del Demócrata (56%).

Al mismo tiempo, el 48% de los norteamericanos considera que los medios están perdiendo influencia en la vida pública del país y solamente el 32% considera que han aumentado influencia.

Esta actitud crítica se refuerza con la mala imagen que tienen los ciudadanos de los periodistas. Sólo el 48% considera que su trabajo se realiza en beneficio del interés público. Sólo los líderes empresarios y los funcionarios electos están por debajo de los periodistas en la apreciación de los públicos.

Aquello que los consumidores de medios más cuestionan de los medios es la falta de transparencia cerca de cuáles son sus fuentes de financiamiento. Asimismo, el 80% considera que están entre muy y en alguna medida cercanos a los intereses de las empresas.

El 55% considera que es importante que un medio esté cerca de sus públicos, pero la opinión es de una distancia significativa entre medio y consumidor. El 57% considera que la fuente de noticias no valora a las personas como uno; el 59%, que las organizaciones de medios no comprenden a la “gente como uno”; y el 63% consideran que no son leales hacia las fuente de las noticias.

De cara a la campaña, los adherentes al partido Republicano tienen una visión más negativa de los medios que quienes adhieren al Demócrata.

Si se cruza el apoyo a Donald Trump con una aprobación sobre la acción de los medios, surge una relación de constante: a mayor apoyo a Trump, menor valoración positiva de los medios y a la inversa.

Finalmente, los jóvenes son quienes se sienten menos cercanos a las fuentes de sus noticias.

“Contrato de lectura” y Agenda – setting son miradas teóricas hoy bajo cuestionamiento si se quiere comprender la difícil relación entre medios y públicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.