En Estados Unidos, la diversidad está en el centro de la acción de los medios


La ola del movimiento Black Live Matters (BLM) que promueve la igualdad plena de la población afroamericana en Estados Unidos ha impactado en los medios. El caso del impacto en The New York Times ha sido importante. A la renuncia del editor de la sección opinión del diario, James Bennet, le ha sumado la de otra integrante de esa sección, Bari Weiss. Este episodio ha sido igualmente estridente por la carta de renuncia, ya que ha denunciado un clima de trabajo que denominó “iliberal”. Esto es, lo asimiló al término “democracia iliberal” asociado a régimenes como la Hungría de Viktor Orban donde el pluralismo de opiniones no es precisamente su fuerte. La crisis la desencadenó la publicación de una columna del senador republicano Tom Cotton que alentaba el uso de fuerzas militares para controlar desmanes. Aquí empezaron a vislumbrarse cómo se concibe hoy el pluralismo en el país. Según una encuesta realizada por Gallup y la Knight Foundation entre noviembre de 2019 y febrero de 2020 muestra que las minorías étnicas de Estados Unidos están requiriendo mayor presencia por parte de los medios. Así, el 69% de la población del país consideraba antes del Black Lives Matter que era entre crítico y muy importante que los medios muestren la diversidad étnica del país. Este reclamo estaba encabezado por la población afroamericana (50%), los hispanos (43%) y los asiáticos (41%). En cuanto a la composición del staff de las redacciones, la población afroamericana es la que está a la cabeza de quienes consideran que el cuerpo de periodistas debe reflejar la diversidad étnica (60%). Le siguen los asiáticos (45%) y los hispanos (43%). Las variables de diversidad de ideología política y clase social no es significativa desde la mirada de los grupos étnicos. El caso de la ideología sí aparece la problemática de la diversidad. Los adherentes al Partido Republicano consideran que debiera haber mayor diversidad ideológica en las redacciones. Esto es, consideran que están subrepresentados en ellas.

Cuando se pregunta cómo los medios cubren la diversidad existente en el país, no hay grandes divergencias según el grupo étnico. Es la población “blanca” la que mayor actitud crítica tiene sobre cómo es la acción de los medios en este ítem (18% de diferencia entre quienes consideran que la cobertura es buena o muy buena y quienes la consideran pobre o muy pobre). La población afroamericana es la que más satisfecha está con la cobertura de la diversidad por los medios (5%). Ahora, si se toma la ideología política, son los republicanos quienes consideran que la diversidad es un déficit por parte de los medios en su cobertura (26% de diferencia). Los demócratas son quienes más satisfechos están (5%).

El resultado de este trabajo es que claramente hay dos variables que están en tensión sobre la acción de los medios. Los grupos étnicos minoritarios tienen una mayor demanda de presencia en los mismos, así como los republicanos consideran que su visión no es debidamente manifestada. Si, por un lado, los blancos van reduciendo su participación en la demografía del país, y, por otro, los republicanos son mayoritariamente blancos, el resultado es una presión fuerte sobre los medios entre expresar diversidad de minorías e ideología política en una sociedad en cambio. El pluralismo está instalado hoy en Estados Unidos no sólamente como diversidad ideológico-partidaria, sino también étnica, lo cual hace que la matriz de la sociedad hoy sea más compleja de lo que fue años atrás. Estos cambios demográficos impactan sobre lo público y por tanto en los medios y en el periodismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.