En Estados Unidos hay menos “cámaras de eco” de lo que se creía


De cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos y al papel que cumple la dieta informativa en los ciudadanos, un reciente artículo aporta datos muy interesantes de cómo se informan los norteamericanos. El trabajo titulado “Exposure to news growth less fragmented with an increase in mobile access” muestra cómo el consumo de noticias es más amplio de lo que se suponía a partir del uso de dispositivos móviles (smartphones y tablets). La investigación que parte de analizar datos a lo largo de cinco años fue llevada a cabo por Tian Yang, Silvia Majó-Vázquez, Rasmus K. Nielsen y Sandra González-Bailón. La investigación parte de trabajos previos donde se resaltaban que el consumo de noticias en Internet y redes sociales era segmentado y orientado en función de medios “partisan” o militantes. Sin embargo, aquello que encuentra este proyecto es que a medida que avanzó el consumo de noticias vía dispositivos móviles, más amplia es la oferta de contenidos periodísticos consumidos por las personas. Por el contrario, el consumo de noticias online en dispositivos de escritorio como PCs tradicionales y notebooks tiende a ser más segmentado y menos diverso.

Aquello que surge de estos datos es que con el paso del tiempo y una mayor presencia de los dispositivos móviles en los hábitos informativos de los ciudadanos estadounidenses, el acceso a las noticias se torna más amplio y diverso.

Otro dato que surge es que la orientación ideológica del medio no es el factor primario por el cual una persona elige un sitio de noticias por sobre otro. Este trabajo muestra que el efecto denominado “cámara de eco” está menos presente delo que se suponía previamente. Esta investigación muestra que el consumo de noticias por parte de los ciudadanos no es tan lineal de cómo se lo consideraba hasta el momento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.