Según un artículo de Nature, los algoritmos podrían diseñar mayorías artificiales


Un reciente artículo publicado en la revista Nature por Carl T. Bergstrom y Joseph B. Bak-Coleman sostiene que los algoritmos generados por las redes sociales tienden a reforzar las convicciones de las personas. El artículo titulado “Information gerrymandering in social networks skews collective decision-making” (El gerrymandering informativo en redes sociales sesga el proceso de decisiones colectivas”) parte de un experimento de laboratorio fundado en la teoría de juegos en el cual participaron de la simulación 2.520 personas divididos en grupos de 12 participantes. La distribución se realizó a partir de un random. En un principio,todos conocían cual era la decisión que cada uno proponía sobre un determinado tema así como la interacción entre los participantes. Sin embargo, los autores encontraron que las redes entre las personas pueden alterarse de modo significativo de modo que cambie la información que está disponible por los miembros que participan del juego. En la medida que se le aplique algún elemento distorsivo, lo que observaron los investigadores es que dentro de un grupo A individuos que proponen una solución “x” sobre un problema puntual puede hacer creer a algunos de los miembros de dicho grupo A que tiene una solución “y” que la propuesta “x” es la mayoritaria. Esto hace que la propuesta “y” quede como minoría cuando en realidad no lo es. El proceso de agrupamiento de individuos sería como el que marca este gráfico.

Los autores equiparan este comportamiento con el diseño de las gerrymandering para las circunscripciones electorales. En estos casos, un partido político fuerza la composición de las circunscripciones con diseños territoriales estrambóticos para garantizarse la mayoría y que otras opciones políticas queden en minoría. Estos diseños de distritos electorales son bastante frecuentes en Estados Unidos. Aquí un caso del estado de Carolina del Norte, donde las circunscripciones fueron modificadas entre 2010 y 2012 para beneficiar al Partido Republicano.

Un ejemplo de como los resultados de decisiones sobre un tema pueden resultar victoriosas o derrotadasen una misma población se reproduce en abstracto con el siguiente esquema de cómo funciona el gerrymandering.

Según Bergstrom y Bak-Coleman, las redes sociales y los algoritmos que estas implementan podrían crear gerrymanderings virtuales agrupando individuos en ciertos grupos de interacción para que pareciera que fueran minoría. según ls autores, estos elementos pueden distorsionar el proceso e interacción de tal modo que pueda surgir una decisión o solución a un problema que en realiddad es propuesto por una minoría. Según los autores, el proceso de interacciones en redes sociales podría alterar el sistema democrático.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twelve + eighteen =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.