Los públicos opinan sobre cuáles fuentes son creíbles para informarse sobre el coronavirus


La consultora Edelman publicó un informe sobre cuál es la oferta más confiable para informarse sobre la pandemia de coronavirus COVID-19. Edelman suele publicar anualmente un barómetro sobre confianza en la comunicación. En este caso publicó un informe especial sobre la pandemia del coronavirus denominado “Trust and the Coronavirus“. Las encuestas de opinión se llevaron a cabo en la primera quincena de marzo de 2020. El trabajo de campo fue realizado en Alemania, Brasil, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Sudáfrica. En el período considerado fueron los italianos quienes más consumían noticia relativas al coronavirus, seguidos de la surcoreanos y los japoneses. Los alemanes eran quienes menos se interesaban.

El reclamo mayoritario en los 10 casos nacionales considerados es que debiera escucharse más la opinión de científicos que la de los políticos (85%). Un 74% cree que hay muca fake news/desinformación sobre el tema. Y a un 45% le cuesta encontrar información confiable.

Una preocupación que es mayoría en los encuestados es que la pandemia sea utilizada con fines orientados a la politización en vez de a preocuparse por resolver la crisis.

A grandes rasgos, los grandes medios son la fuente más creíble. En ciertos casos, son superados por la redes sociales (Brasil y Sudáfrica) y por las fuentes gubernamentales (Italia).

Dentro de los grupos etarios, son los jóvenes quienes equiparan en confianza a los grandes medios con las redes sociales.

Según la encuesta, los científicos son la mejor fuente para acceder a información sobre la pandemia, mientras que los periodistas son la peor.

Los públicos demandan en primer lugar una orientación de cómo evitar la distribución del virus. Lo que menos quieren saber en este momentode las autoridades de salud es sobre el efecto en la economía.

Para finalizar, para los encuestados la credibilidad de la información brindada por la pandemia está liderada por la comunicación de la empresa/organización donde trabaja, los sitios gubernamentales y los de las empresas de salud. Los medios tradicionales y las redes sociales están por debajo, en particular estas últimas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × three =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.