Las redes sociales, ¿generan adicción?


La cuestión sobre el tiempo que pasamos los seres humanos en las redes sociales genera dudas acerca de su impacto sobre la salud. Esto no es algo novedoso. Ante cada avance tecnológico que supuso cambios en las prácticas personales y sociales, se generaron adevertencias sobre posibles consecuencias. El ferrocarril o el cine son ejemplos. Está ahora bajo discusión el efecto que puede generar en las personas el uso de redes sociales. La revista The Economist acaba de publicar un artículo titulado “Americas social-media addiction is getting worse” (“La adicción a las redes sociales en Estados Unidos está poniéndose peor”) donde reúne esta tipo de inquietud. La cuestión aquí ya pasa del comentario circunstancial para proyectarse a las políticas públicas. El senador por el estado de Missouri Josh Hawley está considerando impulsar un proyecto de ley que restrinja el uso de las redes a sólo media hora diaria. El proyecto se titula “Social Media Addiction Reduction Technology Act” (SMART Act). Esta acción plantea numerosos interrogantes. Estamos ante un problema serio de salud mental o por el contrario es una actitud por parte de sectores que no terminan de procesar los nuevos dispositivos de comunicación. Por otro lado, cómo se podría delimitar efectivamente este consumo en el campo digital cuya característica es evadirse de las fronteras jurídicas, estatales y de dispositivos tecnológicos prefijados. La pregunta queda abierta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − six =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.