Investigación de cómo se percibe en la Argentina la cobertura de la pandemia


El Reuters Institute for the Study of Journalism ha publicado un exhaustivo trabajo sobre cómo se ha informado la población sobre la pandemia COVID-19 comparando los años 2020 y 2021. El informe titulado “An Ongoing Infodemic: How People in Eight Countries Access and Rate News and Information about Coronavirus a Year into the Pandemic“. El estudio comparado incluye los casos de Alemania, Argentina, Brasil, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón. De los casos considerados en la investigación, Corea del Sur, España y la Argentina son los países donde la población, en lo que va del 2021, se informa centralmente de la pandemia por los medios.

Comparado con el 2020, Corea del Sur es el único país donde las fuentes de información se han mantenido inalterables. En el resto de los casos, todas las fuentes cayeron en la atención. En la Argentina, se mantuvieron inalterables las fuentes personales; el resto cayó, en particular el gobierno nacional, los científicos y profesionales de la salud y las organizaciones de salud tanto globales como locales.

Dentro de las plataformas, en la Argentina predominan Google y Facebook como fuentes de acceso a información relativas a la pandemia.

A grandes rasgos, es común que en todos los países las fuentes más confiables son los científicos y profesionales de la salud, así como las organizaciones relativas a la salud a nivel global y local. Los medios se encuentran en un rango medio. Las fuentes menos confiables son las personas desconocidas y los políticos. Los gobiernos menos creíbles son los de España, Gran Bretaña y la Argentina, en ese orden.

La comparación entre el año 2020 y el 2021 ofrece los siguientes datos.

En la mayoría de los casos, los medios son más confiables que las plataformas digitales. La excepción la marcan Argentina y Brasil, donde los buscadores (Google) son más confiables que los medios.

En cuanto a la desinformación, los científicos y el personal de la salud, así como las organizaciones de la salud a nivel global y local, son a grandes rasgos los percibidos como las fuentes que menos desinforman. Por el contrario, son los políticos quienes son considerados como a principal fuente de desinformación. La Argentina es el país donde se más se percibe que hay desinformación por los medios de comunicación.

En general, las redes sociales son consideradas el lugar donde más se registra información falsa, mientras que en los buscadores, donde menos hay.

En general, en los casos considerados, los medios han contribuido más que los gobiernos a que los públicos comprendan el fenómeno de la pandemia, así qué hacer frente a esta.

Por otro, los medios han sido percibidos como que han exagerado la pandemia.

Finalmente, para el caso de las vacunas, los medios asoman como que han ayudado más que los gobiernos, tanto en como funcionan así en cómo la población va a ser vacunada (en este último punto, la excepción es Gran Bretaña). Al mismo tiempo, los medios y no los gobiernos son quienes exageran los riesgos de vacunarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.