Estudio en Estados Unidos cuestiona supuestos de la comunicación política


El año 2020 fue turbulento en Estados Unidos en la relación entre comunicación y política. Comenzó con un intento de impeachment al presidente Donald Trump, siguió con los movimientos callejeros del Black Lives Matter, y luego la campaña electoral presidencial que derivó en la elección de Joe Biden al frente de la Casa Blanca, para finalizar con la sospecha de fraude en las elecciones que instaló el derrotado candidato Trump, lo cual derivó en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021. Todo esto en contexto de pandemia de COVID-19. Ya que en una medida significativa los estudios de impacto de la comunicación sobre los ciudadanos están influenciados por marcos teóricos y trabajos de campo con origen en Estados Unidos, estos datos proporcionados por investigaciones del Pew Research Center son de utilidad para considerar en la Argentina, donde el año electoral se despereza. Es de destacar que el estudio sigue una metodología cuantitativa por lo que ofrece datos duros sobre el consumo de información en un año electoral. Algunos supuestos son cuestionados por el trabajo. Un primer dato interesante es que sólo un cuarto de los adherentes a los partidos Demócrata y Republicanos consumen noticias de medios afines a su ideología. El efecto cámara de eco aquí estaría poco presente.

Los ciudadanos que buscaron noticias en medios más afines a su línea de pensamiento fueron mayormente personas de edad avanzada, particularmente en el Partido Republicano.

Un dato interesante es que los votantes al Partido Demócrata que preferentemente buscaron noticias en medios afines a su visión del mundo fueron aquellos con estudios de posgrado. Este dato implica que entre los demócratas hay una tendencia a que un mayor grado de educación se corresponde a una visión más sesgada de su entorno.

Y esta tendencia a buscar noticias afines entre de los demócratas es mayor en la población blanca que entre otros grupos étnicos.

Fox News y CNN fueron las señales de noticias de cable que arrimaron la mayor cantidad de simpatizantes republicanos y demócratas, respectivamente.

Para casi uno de cada tres votantes republicanos, la fuente primaria de noticias no eran los medios, sino ´la comunicación directa del presidente Donald Trump.

Dentro del grupo que preferían informarse directamente por Donald Trump es mayoritaria la percepción que la información que brindan los medios no es creíble y es dañina para la democracia.

En el contexto de la campaña electoral aumentó la percepción de la presencia de noticias sesgadas y con poca base sólida.

Aproximadamente 2 de cada 10 ciudadanos adultos consumieron noticias vía redes sociales.

Quienes acceden a información vía redes sociales son mayoritariamente quienes menos tienen interés o conocimiento acerca de la política.

La percepción mayoritarias es que las redes no ofrecen información confiable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fifteen − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.