COVID-19: Televisión con más rating y menos publicidad


La marcha de la pandemia del coronavirus COVID-19 está pegando duro en el funcionamiento de los medios. Y uno de los centrales es la reducción de los ingresos. Si los medios tradicionales, en particular los gráficos y la televisión ya veían un descenso en sus públicos y una correlativa pérdida de ingresos que se desplazaron hacia los medios online, las redes y las pataformas de búsqueda, ahora hay un nuevo elemento que aprieta aún más la salud financiera de los productores de contenido periodístico. Una regla del marketing de marca en publicidad en medios, del branding, es que el aviso no esté cercano o asociado a un contenido que pudiera redundar en algún perjuicio en el valor de la marca. Las marcas tienden a que sus avisos no esten cercanos a noticias internacionales que cubran guerras o en la sección de policiales. Pues bien, en momentos que los medios le dan cobertura a la pandemia de manera omnipresente, esto implica que los anunciantes no quieran estar “pegados” a una enfermedad que hace estragos a nivel global. El resultado es que no anuncian o lo hacen con menor presencia.

Asociación valiosa para la marca: nutrición saludable, naturaleza.
Asociación perjudicial para la marca: policiales, crimen.

Este colapso de la economía y la caída de anunciantes ha llevado que, en el caso de España, el Estado destine dinero para sostener las cadenas de televisión privadas, como Mediaset, Atresmedia, Vocento y otros. Este movimiento implica de hecho la estatización de los ingresos del grueso de los medios de comunicación audiovisuales españoles. La cuarentena ha llevado que en todo el mundo el rating de, por caso la televisión, se haya disparado. La población prende el televisor ya que no tiene mucho qué hacer en sus casas. Sin embargo, la publicidad que sostiene la televisión se derrumbó. En el caso de la gráfica, un sector de la población teme tomar el diario en papel porque supone que podría ser una vía relevante para contagiarse la enfermedad, a pesar que esto no esté comprobado científicamente. Es probable que luego del pasaje de la pandemia, la migración hacia lo digital se profundice. Recién estamos al comienzo de una nueva era y los medios acompañarán los cambios sociales que se generen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.