Chile: medios y plataformas entre crisis social, pandemia y plebiscito constitucional


El 25 de octubre de 2020 se realizará un histórico plebiscito en Chile cuya finalidad será habilitar o no un proceso de reforma constitucional y la modalidad según la cual se haría en caso de aprobarse la posibilidad de reforma. Es interesante conocer cómo es que los ciudadanos chilenos se informan acerca del proceso de la reforma, desde los mecanismos formales hasta las propuestas de los diversos partidos políticos. El caso chileno es interesante ya que pasó de una crisis social en los últimos meses de 2019, con altos niveles de movilización en las calles, a la elección se realizará en el contexto de la pandemia COVID-19, con una movilidad seriamente restringida. Es necesario marcar que el plebiscito estaba previsto originalmente para el 26 de abril de 2020 y fue pospuesto por el coronavirus. Todo esto ha alterado el consumo de medios por parte de los chilenos. La consultora Cadem ha elaborado un informe al respecto denominado “El futuro de los medios”. los chilenos muestran un consumo de medios no lineal en los últimos años y meses. Varía según situación y crisis. Mientras que las redes sociales como Whatsapp, Facebook, Instagram y YouTube fueron más usadas en el contexto de la crisis social del año pasado, la televisión abierta, las televisión paga y los diarios recuperaron terreno en la pandemia dentro de un contexto de declive. Twitter y la radio fueron la excepción a esta regla tanto en redes como en medios tradicionales.

En el caso de la pandemia y la cuestións sobre si se hacía o no el plebiscito, los chilenos volvieron a recuperar la televisión y los diarios como fuente primordial de información.

Los contenidos de la radio, los diarios y la televisión paga son las fuentes de información mejor valoradas.

El derrotero seguido por las diversas fuentes de información entre abril y septiembre de este año pueden verse en el siguiente cuadro.

La confianza en medios tradicionales es superior a las plataformas en todas las segmentaciones que consideró el estudio: género, edad, niveles de ingreso y territorialización.

Es interesante que los consultados consideran que la televisión y Facebook son quienes más influencia tienen sobre la población, pero son la radio y los diarios – y en menor medida la televisión – los medios que mejor informan y más creíbles.

A grandes rasgos, se mantiene la percepción abrumadora que los medios anteponen el rating y ganar mercados antes que informar con calidad.

En cuanto a las así llamadas fake news, los públicos consideran que estas fueron más frecuentes durante la crisis social y menor en la pandemia en los medios tradicionales (televisión abierta y paga, diarios y radio). A la inversa con las redes y plataformas: menos fake news con la crisis social, más en el contexto de pandemia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.