ADEPA y FOPEA presentan sus informes anuales 2020


Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, dos asociaciones locales relativas a los medios de comunicación y las noticias han publicado sendos informes anuales. Por un lado, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que agrupa a los principales diarios del país, y por otro el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), la organización de periodistas más representativa de la Argentina. Es de mencionar que estos informes se fueron preparando antes de la pandemia COVID-19.

El informe de ADEPA se nutre básicamente de datos globales de la World Association of Newspapers and News Publishers (WAN-IFRA) y poco aporta en números sobre la realidad argentina. A nivel gobal, el volumen de diarios impresos está estancado. Las caídas en el mundo occidental son compensadas con el auge de diarios en el Pacífico. Al mismo tiempo, la suscripción a diarios digitales sigue en aumento, aunque no puede cubrir la brecha que deja la caída de diarios sobre papel.

Como en gran parte del mundo, a excepción de América del Norte y Oceanía, el tráfico que registran los diarios en América del Sur es básicamente de visitantes y no de suscriptores, lo cual muestra que hay un gran trabajo allí pendiente.

En cuanto a los ingresos a nivel global, la fuerte caída de los ingresos publicitarios en el campo de lo impreso no son aún compensadas por la publicidad digital.

Este gráfico es sin dudas notable: se puede decir hoy que diario sobre papel es sinónimo de cultura de lectura de Asia del Pacífico. La típica imagen del lector ilustrado de Europa Occidental o Estados Unidos es destronada por ests datos duros.

Las audiencias digitales son igualmente asiáticas.

El gasto de publicidad en medios sigue estancado en América Latina.

Sí resulta interesante que la publicidad en medios impresos sigue siendo la más confiable, como si hubiera una inercia cultural sobre las noticias en papel.

Por el contrario, el informe de FOPEA es decididamente local y trata centralmente sobre las dificultades de practicar periodismo profesional en la Argentina. El año 2019 registró pocos casos de agresiones a periodistas si se lo compara con los últimos diez.

La enorme mayoría de los casos de agresiones fueron físicas, psíquicas o materiales sobre el periodista. La intimidación y la agresión física están en primer nivel.

La mayoría de las agresiones a periodistas se produjeron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un dato más que refuerza que la actividad mediática, informativa y periodística se desarrolla centralmente en la capital del país.

Quienes más reciben agresiones son los periodistas televisivos y su personal de apoyo como camarógrafos y sonidistas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen − three =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.