Ucrania muestra como es la cobertura de una guerra en el siglo XXI


La invasión de Rusia sobre el territorio de Ucrania el 24 de febrero pasado abrió una nueva era en muchos campos. Uno de los afectados fue el de la cobertura noticiosa de la guerra. Las redes sociales tomaron la centralidad en registrar las imágenes del conflicto. Dentro de las redes, TikTok es aquella que se destaca por sobre las demás. Personas del común registran videos cortos desde smartphones. Según la consultora We Are Social, Ucrania, que tiene una población de 43 millones de habitantes, cuenta con 62 millones de celulares en uso y 28 millones de usuarios de redes.

Tiktok tiene más de 10 millones de usuarios.

Los usos ciudadanos de drones son una novedad significativa al momento de filmar los sucesos. La carga de gran simpleza que ofrece TikTok favorece la distribución para contar aquello que sucede centralmente en territorio ucraniano. El contenido generado por los usuarios (“User-Generated Content“, UGC) se consolidó nuevamente como fuente primaria de información. En tiempos de desinformación y fake news, los medios tradicionales debieron activar nuevamente departamentos y áreas de sus redacciones para chequear si el material que fluye en las redes sea genuino. Tal es el caso del Washington Post, que combina diversos métodos para verificar el material que finalmente publica en sus sitio. Asimismo, otra novedad es el despliegue de Internet en Ucrania de Starlink, el sistema satelital de Elon Musk que permite un alto grado de conectividad y que no se funda en el despliegue de una red territorial de antenas. El gran emergente de la comunicación política es el presidente ucraniano Volodimir Zerenski. Su activa participación redes y sus conferencias de prensa lo han vuelto un modelo de gestión comunicativa. Por otro lado, las sanciones aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea sobre Rusia, que incluyen el campo de la comunicación y la información, han reforzado el papel de la televisión estatal/gubernamental en Rusia. Es así que mientras el gobierno de Ucrania, ya sea por voluntad o por sus limitaciones en el plano militar, practica un modelo comunicativo del siglo XXI, Vladimir Putin encabeza uno del siglo XX centrado en medios tradidcionales y estatales. En este sentido, el siguiente poster ruso alerta de no usar TikTok para no develar secretos de las fuerzas militares de su país.

La cuestión recién comienza. Ahora vendrán los testimonios y los estudios detallados sobre lanueva realidad que se abre de aquíen mas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seventeen + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.